Principios básicos de la conducción eficiente.

Conducción eficiente

17 Abr Principios básicos de la conducción eficiente.

Principios básicos de la conducción eficiente.

Una conducción eficiente, sin acelerones ni frenazos, con velocidad constante, conlleva muchas consecuencias positivas, tanto para la polución como para una conducción más confortable: disminuye el consumo de combustible, reduce la emisión de CO2 y de otras sustancias nocivas. Además aporta mayor seguridad y confort al volante, menor desgaste y ahorro en mantenimiento de mecánica.

Los principios básicos de la conducción eficiente son:

1- Salga sin acelerar. Pisar el acelerador al arrancar consume carburante inútilmente.

2- La 1ª, solo para iniciar la marcha, poniendo segunda tras dos segundos o 5-6 metros recorridos.

3- Anticipe el cambio, acelerando de forma progresiva. En motores gasolina, cambie entre las 1500-2500 revoluciones, en los diésel, entre las 1300-2000.

4- Marchas largas. Utilice marchas largas a bajas revoluciones el mayor tiempo posible, pero sin riesgos.

5- Velocidad constante. Conduzca a una velocidad lo más uniforme posible, sin acelerar ni frenar innecesariamente.

6- Modere la velocidad. Además de por su seguridad, el aumento de la velocidad hace que el consumo de combustible sea mayor.

7- Anticipación y previsión. Mantener la distancia de seguridad hace que la conducción sea más segura y eficiente ya que tenemos más tiempo para anticiparnos.

8- Use el freno motor. En las deceleraciones levante el pie del acelerador y deje rodar el vehículo con la marcha engranada. El motor actuará como freno y el consumo será cero. Si es posible deténgase sin reducir de marcha.

9- Pendientes. En las subidas conviene retrasar la reducción de marchas y acelerar ligeramente. En las bajadas es más eficiente circular en marchas largas y rodar por inercia, pero siempre evitando cualquier situación de riesgo.

Además se puede reducir más el consumo de combustible si:

  • Si sobrecargamos el vehículo. Los portaequipajes de techo pueden aumentar hasta un 40%.
  • Planifique su ruta.
  • Consulte el estado del tráfico.
  • Compruebe sus neumáticos.
  • Vigile el mantenimiento.
  • Calefacción, si es necesaria. Lunetas térmicas, calefacción y aire acondicionado, pueden incrementar el consumo hasta el 25%.
  • Suba las ventanillas. Las ventanillas abiertas aumentan la resistencia al avance y consumo extra del 5%.
  • Conducción eficiente

    Conducción eficiente

Fuente: DGT
Sin Comentarios

Escriba un comentario

Share This